#MenudasEmpresas


CeliaB: cómo emprender una marca de éxito siendo mujer y triunfar en todo el mundo


CeliaB

.- Redacción

Cada vez son más las mujeres dadas de alta en el Registro Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), concretamente de entre 25 y 34 años, siendo nada menos que un 70% las que emprenden tras haber detectado una oportunidad o una necesidad en el mercado. El emprendimiento femenino sigue siendo una fuerza imparable en un mundo en el que la conciliación entre el trabajo y la vida familiar sigue siendo un desafío para muchas mujeres, especialmente para las emprendedoras. 

Aunque el teletrabajo ofrece cierta flexibilidad, todavía existen barreras que dificultan la conciliación. Sin embargo, el aumento del emprendimiento femenino muestra que las mujeres están dispuestas a superar estos obstáculos en busca de una mayor autonomía y satisfacción laboral, como es el caso de Celia Bernardo, la diseñadora asturiana que llena los armarios de color y positividad.

El sector de la moda y la belleza en España está dominado por las mujeres tanto en el consumo, como fuerza laboral y, en nuestro país, también del 60% la titularidad de las empresas del sector, según un estudio del Directorio Central de Empresas, publicado por el INE. Además, también hay representación femenina en todos los sectores del ecosistema, concretamente más de 650,000 mujeres emprendedoras en España, según el último Informe Especial GEM sobre emprendimiento Femenino.

Celia B, la firma de éxito que triunfa en todo el mundo

Es la mente maestra detrás de la firma Celia B y personifica el espíritu emprendedor y creativo de las mujeres en la industria de la moda. Con un enfoque en el maximalismo, la diversión y el color, ha logrado hacerse un gran hueco en un mercado saturado gracias a su estilo único y reconocible. Desde sus humildes comienzos vendiendo sus diseños en ferias y mercadillos hasta convertirse en una marca internacional con más de 250 puntos de venta en todo el mundo.

Aunque la firma nace en 2012 en Shanghái inspirada por los textiles de culturas ancestrales, hay una gran historia detrás de esta firma y empieza en Oviedo, Asturias, lugar de nacimiento de la protagonista que, con 18 años, se mudó a Madrid a estudiar Publicidad y Relaciones Públicas y desde ahí han pasado ya más de dos décadas hasta que Celia Bernardo volviese a vivir a su tierra natal. No sucedió esto hasta que ella sintió que era el momento de echar raíces y la pandemia también tuvo mucho que ver.

Dos décadas que han dado para mucho, desde estudiar Comunicación de Moda en Milán, una temporada en Ibiza donde comenzó a diseñar y vender sus propias joyas, hasta trabajar con marcas como Zara, Pepe Jeans y Asobio. Sin embargo, su amor por los viajes y el diseño hicieron que la industria del «fast fashion» no encajaran con su visión de la moda.

Fue precisamente estando en la otra punta del mundo cuando nació la firma Celia B, tras un par de años viviendo en Shanghái, con experiencia y muchas ganas por cumplir un sueño. Unas telas compradas en la India, Tailandia y Hong Kong en las manos de un sastre cercano a su casa fueron los primeros diseños de la firma, vendidos en ferias y mercadillos de la propia ciudad. Estos eran solo los primeros pasos de un gran emprendimiento para Celia Bernardo.

Una firma en la que canaliza su pasión por los viajes y su amor por las piezas artesanales que, además, le lleva a ser coleccionista de textiles, patrones y atesorar inspiraciones que nos trasladan desde las selvas y playas de América Latina hasta las medinas marroquíes. Su seña de identidad son las prendas con personalidad, muy divertidas, apasionadas y atemporales que hacen brillar a las mujeres con productos de calidad y duraderos. Y es que todas y cada una de las prendas son el fiel reflejo de la personalidad arrolladora de su fundadora, corazón y alma máter.

Crecimiento post-pandemia

Celia Bernardo conoce bien este mundo y los retos que supone crecer de forma sostenida por eso se enorgullece de que su firma homónima haya llegado a alcanzar un +310% de ventas a partir del año 20-21 en comparación con los años anteriores. Un crecimiento exponencial post-pandemia que no todas las firmas pueden decir haber experimentado en un período de incertidumbre mundial. Además, en los últimos años se ha aumentado el porcentaje de fidelización de la clienta que ahora ya apuesta por diseños nuevos cada temporada.

Celia B también se ha adentrado en una nueva línea de negocio, la línea homewear que permite tener un portafolio más completo y robusto, brindando así piezas únicas a sus consumidores y manteniéndose de forma adicional a las colecciones de moda.

En el armario de iconos internacionales

La firma española está arrasando en todo el mundo y son muchas las prescriptoras de moda que ya la han lucido, desde las más internacionales como la icónica Olivia Palermo, la bloguera de moda Amy Roiland o la influencer Klaudia Kedziora hasta las españolas que más apoyan la marca España como Eugenia Martínez de Irujo, Paula Echevarría, Anita Matamoros, Marta Hazas, Ana Milán o Alba Carrillo.

Pero además, hace apenas un año sus diseños conquistaron a los fans (y a las estilistas) de Sex Education, una de las series adolescentes de mayor audiencia en la plataforma. Recientemente también los hemos podido ver en la tercera temporada de la serie Never Have I Ever, bautizada en español como Yo Nunca. La última serie en incluir los diseños de la asturiana ha sido Élite y es que los estudiantes de Las Encinas no podían quedarse sin llevar alguna de las piezas de esta firma de moda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *