#MenudasEmpresas


Cómo lograr la Independencia energética siendo pyme


cómo lograr la independencia energética

.- Redacción

Lograr la independencia energética o al menos conquistar una buena cuota de autoabastecimiento se ha convertido en uno de los objetivos de las pymes en los dos últimos años.

A las fluctuaciones propias de los precios del mercado se ha sumado una inflación que marcó récords en los precios de la luz en 2022, y que puso en aprietos a muchas pequeñas empresas y personas autónomas. 

Estas han visto cómo su factura energética se multiplicaba sin poder remediarlo. De hecho, se calcula que el balance del 85 % de las empresas españolas se vio afectado por tales aumentos, especialmente en aquellas pymes donde el gasto energético ocupa buena parte de los costes de producción. Así que, la posibilidad de lograr cierta independencia de la mano de las renovables se ha convertido, desde entonces, en el objetivo de muchas.

Claves hacia el autoabastecimiento energético

Muchas pymes han emprendido el camino hacia el autoabastecimiento energético, es decir, hacia una vía independiente, sostenible y que permite ahorrar grandes costes. Existen varias fórmulas al respecto, sin embargo, dos de ellas parecen ser las más populares ahora mismo por su implantación, accesibilidad y baja inversión inicial:

Soluciones compartidas

Producir energía para un autoconsumo compartido entre pequeñas empresas (los denominados polígonos autosuficientes) o en comunidades de vecinos (comunidades energéticas) donde operan pymes es una opción creciente. La instalación de sistemas fotovoltaicos en las cubiertas para un uso colectivo representa una gran oportunidad.

El Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia (PRTR) de la UE ha movilizado fondos para el impulso de este tipo de iniciativas, que en España han sido asignadas al IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). Dentro de dichas ayudas, existe un programa específico para el impulso de energías renovables en autoconsumo, almacenamiento y térmicas para el autoconsumo colectivo, El presupuesto inicial de estas ayudas ha sido de 660 millones de euros, ampliables a 1.320 millones, y distribuidos entre las distintas CCAA para su gestión y convocatoria de ayudas.

Nuevos modelos de negocio

Grandes energéticas y empresas del sector tecnológico y de las telecomunicaciones están invirtiendo en instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo en todo el territorio. 

El objetivo es motivar la compraventa de energía y lograr que las empresas ahorren al reducir sus costes energéticos, pues podrán beneficiarse de las prestaciones de la energía solar sin necesidad de hacer frente a una gran inversión. Las empresas se hacen cargo de todo el proceso, el montaje, la instalación…, a cambio de una cuota fija o un sistema de suscripción.

Junto a este tipo de medidas, las pequeñas empresas han de tomar otras, por ejemplo, reformas o mejoras que garanticen la eficiencia energética de sus instalaciones para reducir el consumo energético.

La buena noticia es que Europa consagrará los próximos años a la descarbonización de su economía en favor de las energías renovables, así que España contará con un marco legal apropiado y el apoyo suficiente para impulsar nuevos modelos hacia la independencia energética.Según la Hoja de Ruta del Autoconsumo, publicada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), el autoconsumo puede alcanzar entre 9.000 MW y 14.000 MW de potencia instalada en 2030. De hecho, la previsión es de un gran aumento dado el nivel de penetración del autoconsumo en los últimos dos años. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *