#MenudasEmpresas


El futuro de las Pymes lleva nombre de mujer


Futuro de las pymes mujer

.- Redacción

El impacto de la brecha de género sobre nuestra economía, por si alguien aún duda de ello, es enorme. Según el IV Índice ClosinGap, concretamente de 213.013 millones de euros en negativo, es decir, de un 15,8 % del PIB respecto a 2022. La conquista de la plena igualdad también nos conviene desde un punto de vista del crecimiento económico.

De hecho, datos del Instituto de Estudios Económicos (IEE) de CEOE, señalan que acabar con esta brecha supondría la creación de 2,8 millones de puestos de trabajo femeninos en las pymes de nuestro país. Un millón serían emprendedoras o trabajadoras autónomas. 

Así que, sí, el futuro de las pymes pasa por una incorporación mayoritaria de las mujeres a las pequeñas y medianas empresas. Especialmente como emprendedoras y en sectores donde su presencia es baja, ya sea el sector energético, el tecnológico o el agrícola, por citar algunos ejemplos.

El 60 % de las pymes españolas no contrató a ninguna mujer en puestos de toma de decisiones durante el último año, aunque sí incorporó a varones en puestos de gestión, según el I informe Hiscox de pymes y autónomos de España

Existen otros datos que muestran esa fotografía tan desventajosa. Por ejemplo, en España, las empresas lideradas por mujeres representan una proporción inferior al 13 % del total de las exportadoras, según el estudio estratégico elaborado en 2020 por el Instituto de las Mujeres en el marco del Grupo de Trabajo Mujer e Internacionalización constituido en 2019.

Dicho estudio señala también que no llega al 9 % el número de empresas con titularidad mayoritaria femenina

En cuanto a las características mayoritarias de todas ellas, son menor tamaño, menor número de empleados y empleadas, menores ingresos y concentradas en sectores relacionados con servicios a la sociedad, especialmente salud y educación. 

De hecho, la participación de mujeres en pymes emergentes de base tecnológica es muy baja: solo el 15,6 % de las startups españolas han sido fundadas por mujeres. 

El número de mujeres trabajando a tiempo completo en las pymes es un 18 % inferior al de hombres. Solo 2 de cada 10 de estas organizaciones tiene un plan de igualdad.

Las mujeres son cada vez más emprendedoras 

A pesar de los datos presentados, y de muchos más, desalentadores, existen ciertas cifras esperanzadoras. Cifras que muestran el interés creciente de las mujeres por el emprendimiento.

Una muy significativa es aquella que habla del número de mujeres involucradas en iniciativas emprendedoras en los últimos 3,5 años. Esta superó en 2021 a la de hombres por primera vez desde que existen datos: un 5,6 % frente a un 5,4 %, según el informe GEM 2021-2022, elaborado por el Observatorio del Emprendimiento de España. La tasa femenina es ahora del 5,9 %, tal y como muestra el GEM 2022-2023, siendo la masculina del 6,0 %.

Lo que aporta una mujer en la pyme

Otros datos a favor en el peso cada vez más relevante que toma la mujer en el mundo emprendedor y de las pymes es su papel. Es decir, su gestión, liderazgo, misión y valores éticos respecto de la organización que lidera.

No en vano, las motivaciones que llevan a hombres y mujeres a emprender distan en cierto grado. Mientras los primeros buscan en mayor porcentaje crear riqueza o una renta alta, las mujeres apuestan en mayor medida por emprender para marcar una diferencia en el mundo. Así lo señalan las cifras que maneja el último GEM. También son más proclives a priorizar el impacto social o medioambiental de su actividad.

Pero ¿qué más aportan las mujeres a este tipo de organizaciones? ¿Cuál es su valor añadido? Consultados los últimos estudios al respecto, podríamos hablar de las siguientes cualidades:

·      Un mayor nivel de empatía, pues tienen en cuenta el lado más humano de las personas. Esto les permite resolver conflictos de forma satisfactoria para todas las partes y construir relaciones de confianza más estrechas con la clientela. Son, por ello, un modelo de liderazgo.

·      Mayor seguridad en sí mismas y en su propio criterio a la hora de tomar decisiones empresariales.

·      Tendencia a la colaboración y la cooperación. Al trabajo en equipo.

·      Un gran sentido de la responsabilidad y capacidad de organización.

·      Alto nivel de autoexigencia y compromiso con su trabajo.

·      La perseverancia y la constancia son dos de los activos femeninos, así como la mesura y sensatez a la hora de marcarse objetivos estratégicos o sopesar riesgos. También se les atribuye una mayor capacidad de ahorro.

Sin embargo, y a pesar de todas estas cualidades, las mujeres emprenden por necesidad, en la mayoría de los casos, y no vocación u oportunidades.

Ayudas a la mujer emprendedora

A las múltiples piedras en el camino que deben sortear las mujeres que emprenden: los roles tradicionalmente asignados, la faltad e apoyo y confianza en el entorno social, el peso de los cuidados, el tradicional modelo patriarcal en las empresas o la falta de visibilidad, se suma la discriminación financiera.

Por esa razón, y porque las mujeres han estado constreñidas al emprendimiento en los sectores servicios, sus proyectos han contabilizado una inversión inicial menor a los de los hombres. Que su presencia en iniciativas abocadas a la disrupción tecnológica sea muy inferior contribuye a esta realidad.

Por ejemplo, solo el 5 % de las mujeres emprendedoras llegan a las últimas rondas de financiación  frente al 84% de los hombres en proyectos tecnológicos, según The State of European Tech. Lo normal es que tengan un menor acceso a créditos bancarios y al capital de inicio para la puesta en marcha de startups que precisan una alta inversión inicial, como las tecnológicas.

Afortunadamente, existen ayudas dirigidas en exclusiva a las mujeres emprendedoras, y no solo de carácter financiero. Si eres una de ellas, te dejamos un listado de algunas de las más interesantes:

ENISA Emprendedoras Digitales, con una línea de préstamos participativos para impulsar proyectos de emprendimiento digital liderados por mujeres.

Apoyo empresarial a las mujeres – PAEM que, entre otros servicios, ofrece la tramitación de solicitudes para el acceso a líneas de financiación.

The Break. Programa de Atracción de Talento Femenino desarrollado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para atraer a España proyectos emprendedores gestionados por mujeres de la UE.

G20 EMPOWER, grupo de reciente creación para el progreso del liderazgo femenino a nivel internacional.

Plataforma ‘Mujer e Internacionalización’ de ICEX, con una interesante oferta formativa al respecto. Estas son solo algunas de las medidas en las que toda mujer emprendedora que cumpla los requisitos puede apoyarse. Sin embargo, existen muchas más. Y no solo a nivel estatal, como las recogidas por el Instituto de la Mujer para el emprendimiento. También europeo, regional o local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *