#MenudasEmpresas


Optimismo en las pymes españolas con la facturación de 2024


Ocho de cada diez pequeñas y medianas empresas españolas (86%) se muestran optimistas
respecto a la evolución de sus ingresos en 2024. Así lo determina el primer barómetro “El estado de las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) europeas”, que recopila los datos y opiniones de más de 2.000 directivos de pymes de Francia, Alemania, Italia y España y que está realizado por Qonto, la solución financiera para pymes y autónomos líder en Europa.

En materia de digitalización, las pymes españolas mantienen planes importantes de crecimiento
para el ejercicio 2024. En concreto, el 40% de los directivos nacionales asegura que aumentarán
su inversión en el desarrollo de nuevas tecnologías y digitalización el próximo año. Sólo Italia
supera esta cifra, con el 43%, mientras que Alemania se sitúa en el 30% y Francia en el 18%.
Entre el resto de las prioridades de inversión para el próximo año, las empresas nacionales
centrarán sus esfuerzos en la ampliación de las partidas presupuestarias dedicadas a los
departamentos de marketing y comunicación (33%) y ventas y adquisiciones (24%).

La tecnología y digitalización constituyen, por tanto, uno de los principales pilares en los que
las pymes españolas esperan sostener su desarrollo en los próximos años. Preguntadas sobre
las palancas de crecimiento que serán prioridad en 2024, las empresas sitúan a la innovación y
mejora de los productos (32%) y la implementación de nuevas soluciones digitales (31%) como
los principales aspectos que ayudarán a seguir aumentando el negocio.

Optimismo con relación a ingresos y nuevas fuentes de financiación para el año próximo

La mayoría de las pymes nacionales muestra confianza en la evolución de sus negocios para 2024. El 86% de los directivos asegura sentirse optimista en cuanto a sus ingresos en 2024, frente al 85% de los italianos, el 84% de los alemanes, y el 74% de Francia.


Si bien, durante este año la escasez de financiación ha sido una de las grandes preocupaciones
para las pymes españolas, de cara al próximo ejercicio el escenario también atisba visos de
mejora. Tres de cada cuatro de los encuestados en España (78%), asegura sentirse también
“optimista” o “muy optimista” respecto al acceso a la financiación de cara al próximo curso. En
este sentido, tan solo las pymes alemanas mantienen previsiones más positivas (82%), mientras
que Francia (74%) e Italia (73%) se sitúan a la zaga.

La inflación y la falta de demanda, los principales riesgos


A nivel europeo, las pequeñas y medianas empresas coinciden en destacar la captación de
nuevos clientes (36%), la optimización de la gestión de las finanzas (25%) y la incorporación de
nuevos productos y servicios (24%), como necesidades esenciales para 2024. A nivel nacional,
los directivos españoles reflejan estas necesidades en un orden distinto: en primer lugar, la
necesidad de captación de nuevos clientes (37%), en segundo la gestión optimizada de las
finanzas (22%), y, por último, el desarrollo de nuevos productos y servicios (21%).


Por su parte, en lo que se refiere a los factores que pueden poner en riesgo el crecimiento de
las pymes en España, casi cuatro de cada diez (36%) sitúa la evolución de la inflación como
principal obstáculo, seguido de la falta de demanda (27%) y la escasez de financiación (24%). En
el resto de países, la inflación también se sitúa a la cabeza de las preocupaciones de cara al
próximo año (34%), seguida de la competitividad del mercado (26%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *