#MenudasEmpresas


¿Qué depara este 2024 a la economia?


Los balances y las previsiones económicas protagonizan el mes de enero. Instituciones, analistas…, quien más y quien menos se aventura en el escrutinio del último año y en el vaticinio de lo que está por llegar. Y este año, con especial interés. 

Porque 2024 se presenta como un ejercicio clave para la recuperación de muchas pequeñas y medianas empresas en nuestro país. Un buen número de ellas espera un respiro; lastradas, primero, por la crisis sanitaria y, después, por los conflictos internacionales, la falta de suministros y la inflación. Así pues, ¿qué nos depara este 2024? ¿Cuál será la evolución de los distintos sectores de nuestra economía? Veamos qué señalan las y los expertos.

La tónica predominante en 2023

El pasado año se despidió con un comportamiento mejor al previsto. Así lo constata el informe sobre las previsiones económicas de Funcas para los próximos dos años. Algunos datos importantes que se ponen sobre la mesa son:

  • El avance del PIB en un 0,3 % durante el tercer trimestre de 2023
  • El impulso del consumo tanto público como privado
  • El crecimiento del empleo, tanto de horas trabajadas como de personas ocupadas (estas últimas en un 3 %)
  • La mejoría del sector servicios, especialmente el de turismo; también del sector manufacturero. 

En cuanto a conclusiones no tan halagüeñas destacan:

  • El retroceso de la inversión con respecto a 2019.
  • La desaceleración de sectores como el de la construcción, o el estancamiento del primario.

Evolución de sectores económicos en 2024

Teniendo en cuenta el camino recorrido en 2023 y las hipótesis para 2024 (política monetaria, nuevas reglas fiscales, impacto de los fondos europeos…), se prevé un año de menor crecimiento económico. También de menor inflación, siempre y cuando los precios energéticos no repunten. Estas son algunas de las reacciones que se esperan en nuestro país:

  • Continuidad de la tendencia de desaceleración a corto plazo (crecimiento del PIB en un 1,5 %) debido a la incertidumbre del panorama geopolítico y de la política monetaria y fiscal en la UE.
  • Mayor creación de empleo y reducción de la tasa de paro.
  • Crecimiento del sector de los servicios, especialmente en lo que compete al turismo y al ocio, que parecen estar en racha, y de la industria alimentaria.
  • Crecimiento de las empresas en los sectores de las telecomunicaciones, las tecnologías de innovación, el sector financiero y las energías renovables (los mayores demandantes de empleo actualmente).
  • Apuntalamiento de la industria manufacturera gracias al empuje del consumo nacional.

La Encuesta de Perspectivas Empresariales  de la Cámara de Comercio, que analiza la opinión de las empresas españolas sobre los condicionantes de su actividad durante el próximo año, señala que un 66,6 % de las empresas cree enfrentarse a:

  • Costes laborales más elevados
  • Falta de personal cualificado
  • Mayores costes energéticos y de materias primas.

Sin embargo, la mayoría se consideran optimistas respecto a las tendencias de futuro. Confían en un crecimiento sostenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *