#MenudasEmpresas


Tácticas para que los empleados aprovechen los beneficios de empresa


.- Redacción

El 80% de los trabajadores desaprovecha los beneficios que paga su empresa.

Según un estudio elaborado por Vitaance, ocho de cada diez trabajadores españoles no utiliza los beneficios que salen del presupuesto de su empresa, lo que les genera costes innecesarios para las empresas además de insatisfacción en una parte de la plantilla que no percibe la utilidad de los servicios.   

Este estudio de la plataforma de beneficios corporativos llega en un contexto de mayor conciencia sobre la importancia del bienestar integral de los trabajadores. Y la principal conclusión que desprende es que conocer sus preferencias se ha convertido en una prioridad estratégica para las organizaciones para lograr dos objetivos: su rentabilidad y recurrencia para mejorar la salud de los trabajadores.

Las empresas deberían personalizar más su oferta para atender mejor las diversas necesidades y prioridades de sus empleados, permitiéndoles mayor autonomía en la elección de los beneficios. Hay una brecha significativa entre los beneficios que las empresas consideran valiosos y aquellos que los empleados realmente utilizanexplica Ana Zamora, fundadora y CEO de Vitaance. 

Las métricas de la salud: tasa de adhesión y libertad de elección

La tasa de uso de beneficios es hasta un 725% más alta cuando el trabajador tiene libertad de escoger los servicios y proveedores de acuerdo con sus necesidades y momento vital, en comparación con cuando está sujeto a un proveedor o catálogo proporcionados por su empresa. De acuerdo con el estudio de Vitaance, la pauta de gasto de los trabajadores españoles dentro de su plataforma, segmentado en cuatro categorías (Salud física y fitness, Salud mental, Nutrición y dieta y Salud financiera), no tiene un patrón lineal sino que varía significativamente con el tiempo, incluso dentro del mismo año. En el periodo de 12 meses analizado (02/2023-02/2024) las categorías relacionadas con la salud fueron más populares a comienzos del año 2023, acaparando prácticamente el 100% del gasto de los empleados.  

La pospandemia ha contribuido a la desestigmatización de la salud mental, especialmente en lo que respecta a ir al psicólogo, lo que aumentó la popularidad de este servicio como beneficio. Sin embargo, aunque el 29,5% de los empleados españoles afirma que quiere asistencia psicológica como parte de sus beneficios más allá del salario, sólo el 4% lo utiliza cuando es la empresa la que elige quien presta el servicio. Ocurre algo similar con los gimnasios de empresa: a pesar de su popularidad inicial, el 85% de los trabajadores que lo prueban terminan abandonándolo. 

El estudio destaca una marcada diferencia en la aceptación de los beneficios impuestos por las empresas frente a los elegidos libremente por los empleados. Mientras que la tasa de adhesión a una actividad física o de salud mental elegida por la empresa oscila entre un 4% y un 15%, la adhesión pasa a oscilar entre el  29% y el 40%,  a lo largo del tiempo, cuando es el empleado el que elige quién le presta el servicio

¿Por qué sucede esto? Según Ana Zamora el problema radica en que “cuando es la empresa la que selecciona un proveedor, no es fácil acertar con las preferencias de una mayoría de empleados, mientras que si es el empleado el que elige a qué gimnasio o psicólogo acudir, lo perciben como un beneficio real y personalizado. La personalización no es lo mismo que la flexibilidad, el poder elegir dentro de un catálogo cerrado y limitado, sigue sin ser percibido como un valor real por el empleado. Las necesidades de cada empleado son únicas y cambiantes en el tiempo. Es importante que las empresas cuenten con una plataforma que les permita personalizar sin elevar su carga administrativa”. 

Diferentes tamaños, mismas necesidades

El informe revela que, pese a que los recursos de las empresas difieren en función de su tamaño, todas tienen objetivos en común al aplicar estrategias de bienestar:  mejorar la motivación de los empleados, atraer talento, disminuir la rotación de plantilla y reducir el absentismo laboral. 

En concreto, para 4 de cada 10 empresas españolas consultadas, la razón para ofrecer beneficios es conseguir que sus empleados sean felices y estén motivados, frente a 3 de cada 10 que desean atraer talento. Un 16% quiere disminuir la rotación y el 14% planea reducir el absentismo por esta vía.

Respecto a la implementación de planes de beneficios por tamaño de empresa,  las pymes españolas aprueban (58,6%) aunque continúan muy por detrás de las empresas con más de 500 trabajadores (85,1%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *